Blog

Alcalá de Guadaíra
, Eficiencia energética
/
27 mayo, 2016

Eficiencia energética en Alcalá de Guadaíra: la experiencia de Ingeniura

Ahorro gracias a la eficiencia energética

En junio de 2013 entró en vigor el Real Decreto 235/2013, donde se exige la obtención del certificado de eficiencia energética para viviendas o locales comerciales en venta o alquiler. De la elaboración del certificado se obtiene una calificación energética, que se medirá en los kg de emisiones de CO2 que se emiten al exterior. Dependiendo de dichas emisiones, la calificación puede ser A, B, C, D, E, F o G, siendo la A la de mayor eficiencia energética.

Desde la vigencia de la normativa, en Ingeniura no hemos dejado de especializarnos en la realización de certificados energéticos, contando hasta la fecha con más de 700 emisiones, de las que una gran parte han sido en nuestra tierra, Alcalá de Guadaíra. Esta trayectoria y especialización en el mercado de la eficiencia energética nos ha permitido sacar ciertas conclusiones según las características de los inmuebles, que te presentamos a continuación.

Datos de interés sobre la eficiencia energética en Alcalá de Guadaíra

Para comenzar, uno de los datos que consideramos más representativos tras varios años de especialización en el campo de la certificación energética es la calificación obtenida por los inmuebles, que ha sido de una E en más del 60% de los certificados realizados por Ingeniura.

Otro dato representativo apreciado desde 2013 es que la fecha de construcción y la calificación energética están muy vinculadas. Así, por ejemplo, hemos constatado que la edad media de los inmuebles revisados se encuentra en unos 25 años. Esto afecta a las calificaciones obtenidas en los certificados energéticos, porque tanto los sistemas constructivos como los materiales de las nuevas construcciones ofrecen una mejor calificación. Prueba de ello es que el 70% de las viviendas con más de 40 años obtienen una calificación G.

No cabe duda de que la llegada del nuevo Código Técnico ha supuesto una mejora de la eficiencia energética de un 25% con respecto a la normativa anterior. Aun así, siempre existen oportunidades de mejora para aquellas viviendas de reciente construcción. Un ejemplo son los cambios de acristalamientos en ventanas o los aislamientos en paredes o techos: ayudan a optimizar el comportamiento energético del inmueble.

Otro aspecto importante son las instalaciones de nuestras viviendas. Concretamente en Alcalá de Guadaíra, el 70% de los hogares utiliza como materia prima para obtener agua caliente sanitaria GLP (bombona convencional de butano). También en Alcalá nos encontramos con que el 22% de los inmuebles utiliza termos eléctricos, provocando una mala calificación (el 60% de las viviendas con este sistema suele obtener una G). Por ello es muy recomendable el cambio a una caldera de alta eficiencia energética de forma previa a la solicitud del certificado.

Como puedes comprobar, existen distintas causas que afectan de manera muy directa a la calificación energética que puede obtener tu inmueble. Si necesitas ayuda en la materia, en Ingeniura podemos ofrecerte nuestra experiencia en el sector.

¡Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso! Te asesoraremos para que tu vivienda o local en Alcalá de Guadaíra obtenga el certificado energético con la mejor calificación.